2021 EL AÑO MÁS VIOLENTO EN EL ÚLTIMO LUSTRO

2021 EL AÑO MÁS VIOLENTO EN EL ÚLTIMO LUSTRO

Por: David Casas S.     Por lo menos 70 personas han desaparecido en la llamada carretera de la muerte, la Monterrey-Nuevo Laredo, mientras la vigilancia que se prometió en Nuevo León fue un golpe mediático.   Tan sólo de agosto a octubre desaparecieron diez mujeres en el municipio de Sabinas Hidalgo, al norte, a

Por: David Casas S.

 

 

Por lo menos 70 personas han desaparecido en la llamada carretera de la muerte, la Monterrey-Nuevo Laredo, mientras la vigilancia que se prometió en Nuevo León fue un golpe mediático.

 

Tan sólo de agosto a octubre desaparecieron diez mujeres en el municipio de Sabinas Hidalgo, al norte, a unos 100 kilómetros de la frontera estadounidense y de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

 

Además, en ese lapso de tiempo se tuvo el reporte de 53 hombres desaparecidos también en Sabinas Hidalgo y otras zonas del Valle de las Salinas, que conforman municipios del norte rumbo a la frontera.

 

Así lo denuncia Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl) cuya fundadora Leticia Hidalgo, ha solicitado una Acción Urgente del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU.

 

Recordó que el pasado diez de noviembre, el comité emitió la Acción Urgente para el caso de una joven de 19 años y le exigió a la Fiscalía estatal su búsqueda inmediata. Ella es una de las diez mujeres que se reportaron como desaparecidas entre agosto y octubre.

 

Integrantes de Fundenl impugnaron ante un Juez de Control la negativa de un Ministerio Público para que un equipo de arqueólogos y antropólogos de la asociación participara en la búsqueda de restos óseos en un sitio del municipio de  Marín el pasado 30 de octubre.

 

En esa ocasión acudieron al lugar y encontraron restos óseos, y tras dar aviso a las autoridades, se les negó el acceso. Con anterioridad, en febrero del 2020 habían encontrado el lugar y dieron parte a la autoridad.

 

«Si siguen con esas malas prácticas nunca vamos a saber qué pasó en ese lugar, ellos solamente se dedican a recolectar, como ellos dicen, recolectar huesos, pero para nosotros son seres humanos, pueden ser nuestros hijos».

 

Extendieron la queja por esta misma situación ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y ante la Visitaduría de la Fiscalía.

 

«El Juez es el único que pudiera decirle al Ministerio Público que está mal que nos quiten los derechos para estar en este lugar y para presentar un equipo de expertos».

 

Al inicio del 2022, las desapariciones suman 70 personas en esa carretera de la muerte; casos, son muchos, las familias claman justicia y respuesta a su búsqueda.

 

Enloquecido, un hombre de 30 años asesinó con arma punzocortante a su madre Mónica, esposa Carolina y a sus hijas, de dos y tres años, en el ataque, también murió su padrastro Gaudencio; los gritos de auxilio, impotentes, desgarradores de las mujeres y del hombre marcaron a los vecinos de un populoso barrio del municipio de Juárez, al oriente de la zona metropolitana de Monterrey.

 

En García, municipalidad al poniente metropolitano, el cuerpo de una mujer asesinada a golpes fue encontrado en una brecha de la colonia Bella Vista; decenas de mujeres vencieron el miedo y salieron a las calles en  protesta contra la autoridad, portaron cartelones «Ni una menos» y «Queremos vivas a las desaparecidas».

 

Las historias suman docenas, cientos, mujeres  asesinadas, lesionadas y las menos impactadas agredidas verbalmente.

 

Reportes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León indican que desde 2017 a la fecha se han registrado 487 muertes violentas de mujeres en la entidad. La cartografía del organismo  cuantifica las muertes violentas, que es un término, dice, diferente al que presenta la Fiscalía, de ahí que los números pueden variar.

 

Destaca que en los primeros 10 meses del 2021 se alcanzaron 103 muertes violentas de mujeres, con relación a los 100 presentados durante el 2020.

 

A través de la cartografía se reveló que desde 2017 se acumulan en total 487 casos de este tipo, de los cuales 170 fueron localizadas sin vida al interior o exterior de una vivienda; 146 en espacios públicos; 141 en baldíos, brechas, cauces o lechos de ríos; y 30 en negocios, tiendas comerciales, hoteles y moteles.

 

Además, la CEDHNL identificó que 173 de las agresiones mortales fueron con arma de fuego, 49 a golpes, 45 con arma blanca, 28 mediante estrangulamiento, y 65 se desconoce la mecánica de la agresión.

 

La cartografía permitió ubicar que los feminicidios ocurrieron en un 17.2 por ciento los martes, 15.8 por ciento los viernes, y 14.2 por ciento los lunes y sábados.

 

Otros datos que presentó en este periodo el análisis de feminicidios es que entre las víctimas mortales están 482 mujeres cisgénero y 5 mujeres trans. También se cuentan 51 niñas.

 

Los municipios en los que se presentan con mayor frecuencia estos atentados a la vida de las mujeres son Monterrey, Guadalupe, García, Juárez y Escobedo.

 

María de Jesús Rodríguez Rodríguez es abogada, por años ha trabajado en instituciones defensoras de los derechos de la mujer y personalmente constatado en el trabajo de tierra realizado, el miedo a la denuncia. «Las paraliza el temor, el miedo, las amenazas, no saben a quién recurrir y, se niegan a denunciar, no hay una cultura de la denuncia», asevera.

 

La abogada Rodríguez guarda la secrecía de los casos, evita hacerlos públicos, aunque sólo revela a manera de ejemplo el infierno que viven las mujeres agredidas por su pareja.

 

«Laura tiene tres años viviendo en Nuevo León, ella llegó de San Luis Potosí donde era agredida, amenazada de muerte por su ahora ex pareja. Presentó denuncias, pero en el propio Ministerio Público le decían que nada se podía hacer, que no había pruebas».

 

Hace días, agrega, tomó un taxi de aplicación, el chófer le empezó a hablar morbosamente, y sólo una advertencia de que su padre es ministerial y que sabía la ruta, le permitió bajar del vehículo.

 

«Se avanza en la protección, se han tomado medidas acertadas, pero falta mucho, mucho», explica la abogada Rodríguez.

 

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a octubre de este 2021, Nuevo León acumula 51 feminicidios y su tasa de incidencia de este delito es de 1.7 por cada 100,000 habitantes.

 

Nuevo León tiene siete de los 100 municipios del país que acumulan la mayor parte de los feminicidios.

 

Con poco más de dos meses al frente de la administración estatal, el Gobernador Samuel García dice que hay cero tolerancia para los agresores de la mujer

 

«Si se meten con una mujer, se meten conmigo y con todo el gobierno de Nuevo León. Ya estuvo».

 

«Cero tolerancia a los violadores, feminicidas o golpeadores de mujeres y niñas. No vamos a permitir que ni una niña o mujer vivan con miedo».

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada