BEBIDAS SIN AZÚCAR AÑADIDO, RIESGO CARDIOMETABÓLICO Y SOBREPESO

BEBIDAS SIN AZÚCAR AÑADIDO, RIESGO CARDIOMETABÓLICO Y SOBREPESO

El consumo excesivo de azúcar se ha convertido en un importante problema de salud pública ya que se asocia a obesidad y otras enfermedades crónicas, y las bebidas azucaradas han sido identificadas como un importante objetivo para la OMS, diferentes agencias de salud pública y sociedades científicas, debido a que contienen usualmente grandes cantidades de

El consumo excesivo de azúcar se ha convertido en un importante problema de salud pública ya que se asocia a obesidad y otras enfermedades crónicas, y las bebidas azucaradas han sido identificadas como un importante objetivo para la OMS, diferentes agencias de salud pública y sociedades científicas, debido a que contienen usualmente grandes cantidades de azúcar añadido. Pero, ¿y la versión light? Aquellas bebidas sin azúcar añadido que son edulcoradas y contienen pocas o cero calorías, ¿afectarían positivamente a la pérdida de peso? Este ha sido un debate importante entre científicos en los últimos años por lo que era necesario un estudio para poder establecer recomendaciones claras a la población.

Investigadores de distintas universidades e instituciones de salud internacionales han realizado una revisión sistemática de toda la literatura existente y han seleccionado 17 estudios clínicos que cumplen con lo requerido para hacer estas comparaciones. Tras análisis estadísticos complejos, han demostrado que la sustitución de bebidas azucaradas por bebidas bajas en calorías o “cero” se asocia a una reducción del peso corporal, del índice de masa corporal, del porcentaje de grasa corporal y de la acumulación de grasa en el hígado, proporcionando beneficios similares a los observados con el consumo de agua, el sustituto más común a este tipo de bebidas. Por otra parte, en el mismo estudio no se ha observado que la sustitución de bebidas azucaradas por agua o bebidas edulcoradas (con pocas o sin calorías) se asociara a mejoras significativas en el control glicémico, la presión arterial o los niveles de ácido úrico, aunque tanto el agua como las bebidas edulcoradas tendían a ser más beneficiosas que las azucaradas.

 

 

Jordi Salas-Salvadó, catedrático de Nutrición y jefe de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili en Cataluña, y del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) en Madrid, España, apunta que el agua “es la mejor alternativa sin duda; sin embargo, dado que a algunas personas con sobrepeso u obesidad les cuesta mucho tomar agua, este tipo de bebidas podría ser una alternativa ocasional para prevenir el aumento de peso”. Y añade: “cualquier estrategia de salud pública para reducir el consumo de bebidas u otros alimentos que contienen azúcares añadidos es bienvenida para luchar contra la epidemia de la obesidad”.

 

Por lo tanto, esta revisión sistemática y metaanálisis aporta datos importantes, resumiendo la evidencia científica existente hasta el momento y demuestra el beneficio que tienen las bebidas edulcoradas con pocas o sin calorías como una alternativa para reemplazar las bebidas azucaradas en adultos con sobrepeso u obesidad que están a riesgo de padecer diabetes.

 

El estudio liderado por el profesor John Sievenpiper de la Universidad de Toronto (Canadá) en colaboración con otras Universidades del mundo, ha sido encargado por el Grupo de Nutrición y Diabetes (DNSG) de la Sociedad Europea para el Estudio de la Diabetes con el fin de actualizar las guías europeas de nutrición y diabetes que pretenden establecer recomendaciones para profesionales que cuidan de este colectivo de pacientes. El profesor Jordi Salas-Salvadó que ha participado en este trabajo y otros que establecen las guías que está preparando el grupo DNSG es el jefe de la Unidad de Nutrición Humana del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV y el investigador principal del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) i del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV).

 

El estudio se titula “Association of Low- and No-Calorie Sweetened Beverages as a Replacement for Sugar-Sweetened Beverages With Body Weight and Cardiometabolic Risk: A Systematic Review and Meta-analysis”. Y se ha publicado en la revista académica JAMA Network Open. (Fuente: URV)

 

 

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada