EL IPHONE 12 EMITE DEMASIADA RADIACIÓN Y APPLE DEBE RETIRARLO DEL MERCADO, DICE AGENCIA FRANCESA

EL IPHONE 12 EMITE DEMASIADA RADIACIÓN Y APPLE DEBE RETIRARLO DEL MERCADO, DICE AGENCIA FRANCESA

Los reguladores franceses ordenaron a Apple que dejara de vender el iPhone 12, diciendo que emite niveles de radiación electromagnética que están por encima de los estándares de exposición de la Unión Europea. La compañía cuestionó los hallazgos y dijo que el dispositivo cumple con las regulaciones.

La agencia gubernamental francesa que gestiona las frecuencias de comunicaciones inalámbricas emitió la orden después de que el iPhone 12 recientemente fallara en uno de los dos tipos de pruebas de ondas electromagnéticas capaces de ser absorbidas por el cuerpo.

No está claro por qué el teléfono, que se lanzó a finales de 2020, no pasó la última ronda de pruebas de la agencia y por qué era solo ese modelo en particular.

El ministro digital de Francia dijo que los niveles de radiación del iPhone 12 siguen siendo mucho más bajos que los niveles que los estudios científicos consideran que podrían dañar a los usuarios, y la propia agencia reconoce que sus pruebas no reflejan el uso típico del teléfono.

La Agencia Nacional de Frecuencias pidió el martes a Apple que «implemente todos los medios disponibles para solucionar rápidamente este mal funcionamiento» para los teléfonos que ya están en uso y dijo que monitorearía las actualizaciones de los dispositivos. Si no funcionan, «Apple tendrá que retirar del mercado» los teléfonos que ya se han vendido, afirmó.

La agencia probó recientemente 141 teléfonos móviles y descubrió que cuando el iPhone 12 se sostiene en la mano o se lleva en el bolsillo, su nivel de absorción de energía electromagnética es de 5,74 vatios por kilogramo, superior al estándar de la UE de 4 vatios por kilogramo.

El teléfono pasó una prueba separada de niveles de radiación para dispositivos guardados en una chaqueta o en un bolso, dijo la agencia.

Los límites de radiación se establecen «muy por debajo del nivel en el que se producirá el daño» y, por lo tanto, un pequeño aumento por encima del umbral «es poco probable que tenga consecuencias para la salud», dijo Malcolm Sperrin, director de física médica del grupo hospitalario Royal Berkshire del Reino Unido. .

Los usuarios del iPhone 12 deberían poder descargar una actualización que evite que la exposición a la radiación supere el límite, dijo Sperrin.

No está claro por qué este modelo en particular parece emitir una mayor radiación, pero «puede estar asociado con la etapa inicial de conexión cuando el teléfono está ‘buscando’ una señal de transmisión/recepción», dijo.

Apple dijo que el iPhone 12 ha sido certificado por múltiples organismos internacionales y cumple con todas las regulaciones y estándares aplicables sobre radiación en todo el mundo.

La compañía de tecnología estadounidense dijo que proporcionó a la agencia francesa múltiples resultados de laboratorio realizados tanto por la compañía como por laboratorios de terceros que demuestran el cumplimiento del teléfono.

Jean-Noël Barrot, ministro francés encargado de las cuestiones digitales, declaró a la radio France Info que la Agencia Nacional de Frecuencias “está encargada de controlar nuestros teléfonos que, a medida que hay actualizaciones de software, pueden emitir un poco más o un poco menos de ondas electromagnéticas. «

Dijo que los niveles de radiación del iPhone 12 son “ligeramente más altos” que los estándares de la UE, pero “significativamente más bajos que los niveles donde los estudios científicos consideran que puede haber consecuencias para los usuarios”. Pero la regla es la regla”.

Las pruebas de la agencia se llevan a cabo en un laboratorio de diagnóstico que utiliza un molde lleno de líquido que simula una cabeza y un cuerpo humanos con cerebro y tejido muscular. Los dispositivos transmiten a máxima potencia durante la prueba de seis minutos, dice la agencia en su sitio web, reconociendo que las pruebas “no reflejan el uso más común de un teléfono”.

Durante las llamadas, el teléfono sólo transmite la mitad del tiempo, cuando el usuario está hablando, y las llamadas rara vez duran seis minutos, dijo la agencia. El uso de Internet móvil o de vídeo dura más, pero el teléfono «rara vez transmite más del 10% del tiempo», añadió.

Los teléfonos móviles han sido etiquetados como «posibles» carcinógenos por el brazo de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud, colocándolos en la misma categoría que el café, los vapores de diésel y el pesticida DDT. La radiación producida por los teléfonos móviles no puede dañar directamente el ADN y es diferente de tipos de radiación más fuertes como los rayos X o la luz ultravioleta.

Si bien los teléfonos móviles se han utilizado ampliamente durante años, los estudios no han demostrado una relación clara con efectos adversos para la salud como cáncer, dolores de cabeza y función cognitiva, dijo Ian Scivill, científico senior con experiencia en radiación en el Hospital Royal Hallamshire del Reino Unido.

Los expertos han recomendado que las personas preocupadas por la exposición a la radiación de sus teléfonos móviles utilicen auriculares o pasen a enviar mensajes de texto.

(AP)

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada