EL PELIGRO OCULTO DE LAS COLILLAS

EL PELIGRO OCULTO DE LAS COLILLAS

En la acera, en la parada del autobús, en el parque, en la playa… Es difícil no ver colillas allá donde hay gente. Y estas colillas no solo son desagradables a la vista: también son muy perjudiciales para el medioambiente, aunque estén apagadas y ya no puedan provocar un incendio.

 

Unos científicos han demostrado en un estudio que las microfibras y las sustancias químicas que se escapan de los filtros de las colillas son tóxicas para unas larvas acuáticas. Esto hace suponer que también lo son para bastantes otras formas de vida.

 

El estudio lo ha realizado el equipo de Therese Nitschke y Bethanie Carney Almroth, de la Universidad de Gotemburgo en Suecia.

 

«El filtro del cigarrillo está lleno de miles de sustancias químicas tóxicas y microfibras plásticas, así que no se trata de un trozo cualquiera de plástico que se desecha en el medioambiente. Son residuos peligrosos», alerta Carney Almroth, profesora de ecotoxicología en la citada universidad.

 

Ella y sus colegas probaron los efectos de las toxinas que se encuentran en el filtro después de fumar, así como las sustancias que están en el filtro desde el principio, sobre las larvas acuáticas de mosquitos.

 

Resultó que las toxinas aumentan en un 20 por ciento la tasa de mortalidad de las larvas de mosquito.

Investigaciones anteriores demostraron que las toxinas de los filtros también tienen efectos adversos en muchos otros organismos acuáticos.

 

Por ejemplo, los peces pueden morir si se exponen a concentraciones correspondientes a las toxinas desprendidas de un par de colillas en un litro de agua durante cuatro días.

 

El nuevo estudio se titula “Smokers’ behaviour and the toxicity of cigarette filters to aquatic life: a multidisciplinary study“. Y se ha publicado en la revista académica Microplastics and Nanoplastics.

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada