¿NUEVO ENFOQUE EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA DIABETES TIPO 2?

¿NUEVO ENFOQUE EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA DIABETES TIPO 2?

Las células beta del páncreas con alta capacidad productiva de insulina podrían ser clave en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

 

La Universidad de Granada (UGR) y el instituto de investigación ibs.GRANADA, en España, en colaboración con la Universidad Nacional de Colombia, así como la Universidad Cornell, la Universidad Harvard, la Universidad de California en Davis, y la Universidad de Pensilvania, las cuatro en Estados Unidos, ha llevado a cabo un estudio que podría revolucionar la prevención y el tratamiento de la diabetes tipo 2.

 

Según el estudio, la pérdida de un solo tipo de célula beta pancreática con alta capacidad productiva de insulina podría ser un factor contribuyente en el desarrollo de esta enfermedad.

 

Las células beta del páncreas son las responsables de sintetizar y secretar insulina, la hormona que controla los niveles de glucosa en sangre. Los investigadores han utilizado la técnica de transcriptómica de célula única (scRNA-Seq) para evaluar la expresión génica en células beta a nivel individual, permitiendo el estudio de subpoblaciones celulares y su importancia en el desarrollo de la diabetes.

 

El estudio reveló que un subtipo de células beta con una alta expresión de genes involucrados tanto en el metabolismo del azúcar como en la secreción de insulina, está reducido en ratones y pacientes con diabetes tipo 2. Además, se determinó que este subtipo poseía una alta expresión del gen CD63, permitiendo usar esta proteína como un marcador para aislar este tipo específico de célula beta.

El trasplante de células beta con alta expresión de CD63 en ratones con diabetes restauró sus niveles de azúcar en sangre a niveles normales. Pero al quitar las células trasplantadas, los ratones volvieron a mostrar niveles altos de azúcar en sangre. Por otro lado, el trasplante de células beta con baja expresión de CD63 no restauró los niveles de azúcar en sangre.

 

El estudio incluye un metaanálisis de diferentes estudios realizados en humanos, en el que confirmaron sus hallazgos.

 

Los hallazgos de este estudio sugieren que los tratamientos dirigidos a la preservación o el aumento de la frecuencia de este tipo células beta con alta producción de insulina podrían mejorar la atención de los pacientes con diabetes tipo 2. En este sentido, los investigadores también demostraron que los agonistas de GLP-1, medicamentos que pueden ayudar a bajar de peso y disminuir de la glucosa en la sangre, mejoraron la función de las células beta con baja actividad metabólica y expresión de CD63.

 

Alfonso Rubio, primer firmante del estudio y miembro del grupo de Investigación Terapias Avanzadas: Diferenciación, Regeneración y Cáncer (Centro de Investigación Biomédica, UGR), indica que “el uso de técnicas de célula única nos permitió caracterizar y determinar cambios en las diferentes subpoblaciones de célula beta generados durante la aparición de la diabetes tipo 2. Este estudio abre una puerta a nuevos tratamientos antidiabetes basados en conservar o trasplantar este subtipo de célula beta con elevada actividad metabólica”.

 

En resumen, el estudio ha demostrado por primera vez que los cambios en la heterogeneidad de la célula beta podría ser un factor contribuyente en el desarrollo de la diabetes tipo 2. Los hallazgos de este estudio podrían tener implicaciones importantes en la prevención y el tratamiento de la diabetes tipo 2.

 

El estudio se titula “A beta cell subset with enhanced insulin secretion and glucose metabolism is reduced in type 2 diabetes”. Y se ha publicado en la revista académica Nature Cell Biology.

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada