INE: LA CREMATOMANÍA MODERNA

INE: LA CREMATOMANÍA MODERNA

Sus síntomas son claros (crematomanía): quienes sufren esta patología son capaces de anteponer la idea de ganar y guardar dinero ante todo lo demás, afectando a la familia, a las amistades e, incluso, en casos extremos, puede llegar a transgredir la ley detrás de su objetivo. Es más: todo lo que no sirva a ese interés es

Sus síntomas son claros (crematomanía): quienes sufren esta patología son capaces de anteponer la idea de ganar y guardar dinero ante todo lo demás, afectando a la familia, a las amistades e, incluso, en casos extremos, puede llegar a transgredir la ley detrás de su objetivo. Es más: todo lo que no sirva a ese interés es rechazado o menospreciado sistemáticamente. Tal es el caso del Instituto Nacional Electoral (INE), donde la avaricia desmedida e incontrolable, insatisfacción permanente y resentimiento son algunos de los rasgos más representativos de los que sufren crematomanía. Todos síntomas que, en la mayoría de los casos, los enfermos niegan padecer.

 

Los crematómanos son personas que tienen cubiertas todas sus necesidades y, sin embargo, viven obsesionadas por el dinero y organizan su vida en torno a la ganancia y la acumulación de riqueza

 

Ubicado en la colonia Jardines de Pedregal, una de las zonas más ostentosas para vivir en la ciudad, en el inmueble de las Torre Zafiro I y II están, por ejemplo, las oficinas administrativas del INE, el Servicio Social y los asuntos internacionales del Instituto, según su propio directorio.

 

 

Entre los despilfarro y lujos que señala el analista político Hernán Gómez Bruera figura que cada uno de los 11 consejeros del órgano electoral recibe una bolsa mensual de 722 mil pesos para asesores; tan sólo Lorenzo Córdova cuenta con 11, cinco de los cuales ganan más que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. En total hay 117 asesores para los consejeros.

Asimismo reitera que los consejeros también cuentan con un fondo de 143 mil pesos al año para comer fuera de las instalaciones del Instituto.

Menciona que entre los nuevos gastos que el INE debe pagar a sus consejeros,

figura el pago de consultas psicológicas en caso de contraer COVID-19, privilegio que todos los mexicanos y mexicanas desearían tener.

“En el contrato del INE con la aseguradora de 2019-2021, las consultas psicológicas solo incluían enfermedades graves, accidentes, sufrir un robo o un asalto. Para el 2022, los altos directivos plantean ampliar todavía más esta póliza para que incluya también coberturas psicológicas en caso de contraer Covid-19.  Es decir, que con nuestros impuestos se cubren “los daños psicológicos” que tengan los altos funcionarios del INE ante cualquier posible eventualidad”, según la columna de Gómez Bruera.

 

En su columna  “Un INE groseramente caro” el periodista e investigador apunta que el INE podría revisar el sueldo de sus consejeros que, con todas las prestaciones, asciende a 263 mil pesos mensuales brutos, que además incluyen un seguro médico privado y otro de separación individualizada, que cuesta unos 270 millones de pesos anuales

 

En el mismo texto recuerda que cuando este tema salió a la luz, solamente dos consejeros aceptaron devolver la mitad de su sueldo a la Tesorería, y que, para no avergonzar al resto, el INE ha ocultado en sucesivas solicitudes de transparencia.

También recordó que la mayoría de los consejeros del órgano electoral se ampara desde enero de 2019 para mantener sus ingresos, e incluso para incrementarlos.

Las investigaciones de Hernán Gómez también enlistan que en bonos de productividad para el personal del Servicio Profesional Electoral (más de mil 827 trabajadores), el INE gastó en 2021 13 millones 184 mil pesos, según información proporcionada por la oficina de Comunicación Social del mismo Instituto.

 

También acusa que “en dos ocasiones –abril y junio– se le dio a todo el personal, salvo consejeros, dos bonos que duplicaron sus sueldos, para compensar la carga adicional de trabajo en el momento en que, paradójicamente, deben cumplir su principal razón de ser”, escribe Hernán.

 

Anteriormente, el periodista reveló, a través de una investigación propia, que entre 2019 y 2021, “la élite del INE se regaló una cobertura de seguros médicos privados que costó nada más que 253 millones 400 mil pesos”, un privilegio al que solamente tienen acceso “los altos puestos del Instituto, tales como los consejeros, sus asesores, directores de área, vocales de juntas distritales y otros puestos altos”.

 

 

También cita una investigación de la periodista de Contralínea, Nancy Flores, en la que enlista otros gastos; apunta que en 2021 el INE erogó mil 228 millones de pesos en arrendamiento de edificios y locales, vehículos, bienes informáticos, maquinaria, equipos de comunicaciones e inmobiliario.

 

Por concepto de “difusión de mensajes sobre programas y actividades institucionales” el INE destinó 134 millones; por “servicios de lavandería, limpieza e higiene” se gastaron 95 millones y en “gastos relacionados con actividades culturales, deportivas y de ayuda extraordinaria” se fueron otros 54 millones de pesos, enlista al investigación de Nancy Flores.

 

 

 

 

Mario Delgado Carrillo, presidente nacional de Morena, pidió a los consejeros aceptar la propuesta de austeridad del Gobierno Federal y dejar atrás sus privilegios.

 

Al respecto, detalló que, a través de acciones como la reducción de salarios de los consejeros, la eliminación de apoyos para alimentación, viáticos, telefonía y combustible, así como de los seguros de gastos médicos mayores y un ajuste en el gasto de operación, entre otros, el INE ahorraría 2 mil 972 millones de pesos, lo que significaría un ahorro sustancial que dotaría al Instituto de más recursos para la Revocación de Mandato sin afectar su funcionamiento ni autonomía.

 

“Estamos ante un claro debate entre los mexicanos que queremos vivir en una auténtica democracia -una democracia participativa- y un grupo de consejeros y consejeras, que lo que más les importa es defender sus privilegios; se niegan a tener austeridad republicana, a dejar atrás todos los lujos y los excesos que han tenido durante tantos años. Son incapaces de llevar a cabo un ajuste presupuestal para cumplir con su función, que es organizar los ejercicios democráticos en nuestro país”, declaró el líder morenista.

 

En este sentido, puntualizó que la Revocación de Mandato no se trata de un presidente ni de un partido, sino de dar un paso definitivo para vivir en una auténtica democracia participativa, donde “el pueblo pone y el pueblo quita; se trata de blindar a nuestro país para que nunca más tengamos presidentes ladrones, corruptos o asesinos, no debe ser un tema de pesos y centavos, sino de respeto a los derechos electorales de las y los mexicanos”.

 

 

 

En conferencia de prensa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador urgió un plan de austeridad para el Instituto y resolver el tema de la mejor forma posible; calificó a los consejeros de ambiciosos y pelear por el dinero lo que provoca que se esté “degradando la institución”.

“Ya está demostrado que sí tienen recursos para llevar a cabo esta consulta… Tienen recursos, lo que hicimos fue decirles ‘háganle así’, que no ganen más que yo, que no tengan tantos asesores, ni siquiera se contempla el que despidan a trabajadores, no, lo mismos, solo que los de arriba no tengan servicio médico privado.

“…Aparecen como ambiciosos, como lo que les importa es el dinero, aunque tengan una justificación de tipo político, aunque en el fondo lo que sucede es que no están de acuerdo con nosotros, pertenecen al bloque conservador, pues se ponen a pelear por dinero, y ya terminan no siendo una diferencia de tipo ideológico o político, sino una diferencia por dinero, y se ven muy mal, no es correcto, hay que cuidar la institución”, dijo.

Incluso presentó un cuadro comparativo del presupuesto destinado a órganos electorales en América Latina y el que tiene el INE.

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada