¿REGENERACIÓN COMPLETA DEL CORAZÓN CON LA ACTIVACIÓN DE UN GEN ESPECIAL?

¿REGENERACIÓN COMPLETA DEL CORAZÓN CON LA ACTIVACIÓN DE UN GEN ESPECIAL?

Unos científicos han descubierto en ciertos peces un importante gen que se espera tenga un equivalente en el ser humano y sea activable de tal modo que promueva en corazones humanos la reparación del tejido muscular cardíaco dañado tras un ataque al corazón. El equipo de Kazu Kikuchi, del Instituto de Investigación Cardiaca Victor Chang en

Unos científicos han descubierto en ciertos peces un importante gen que se espera tenga un equivalente en el ser humano y sea activable de tal modo que promueva en corazones humanos la reparación del tejido muscular cardíaco dañado tras un ataque al corazón.

El equipo de Kazu Kikuchi, del Instituto de Investigación Cardiaca Victor Chang en Australia, ha identificado un interruptor genético en el pez cebra que activa células para que se reproduzcan y multipliquen tras un infarto, lo que da lugar a la regeneración y curación completa del músculo cardiaco dañado en estos peces.

 

Ya se sabe desde hace algún tiempo que el pez cebra puede curar su propio corazón, pero hasta ahora se desconocía cómo realizaba esta increíble hazaña. En la nueva investigación se ha identificado como el principal responsable al gen denominado Klf1 (Krüppel-like factor 1). Anteriormente, este gen solo se había identificado en los glóbulos rojos de la sangre. Ahora se ha sabido que desempeña un papel vital en la curación de corazones dañados.

 

«Nuestra investigación ha identificado un interruptor secreto que permite a las células de músculo cardíaco multiplicarse después de que el corazón haya sufrido una lesión. El gen se activa cuando es necesario y se desactiva cuando el corazón está completamente curado. En los seres humanos, donde el músculo cardíaco dañado y cicatrizado no puede reemplazarse a sí mismo, esto podría cambiar de manera drástica la situación», explica Kikuchi.

Dado que estos diminutos peces comparten más del 70% de los genes humanos, la esperanza de encontrar en el ser humano un gen equivalente es alta.

Es importante destacar que el equipo de investigación también ha descubierto que el gen Klf1, al menos en los casos observados, no desempeña ningún papel en el desarrollo temprano del corazón y que sus propiedades regenerativas solo se activan tras una lesión cardíaca.

«Esto es una prueba clara de que la regeneración que se produce tras una lesión cardíaca no es la misma que tiene lugar durante el desarrollo del corazón, sino que funciona a través de una vía totalmente diferente; una cuestión que se ha debatido durante años», explica Bob Graham, jefe de la División de Cardiología Molecular y Biofísica del Instituto.

El estudio, titulado “Krüppel-like factor 1 is a core cardiomyogenic trigger in zebrafish”, se ha publicado en la revista académica Science.

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada